Nuestra Metodología

"Nuestra misión es revolucionar cómo y cuándo los niños peruanos aprenden un idioma extranjero para darles una herramienta de éxito en el futuro.”

Cumpliremos nuestra misión haciendo que el aprendizaje de idiomas sea divertido.

¡Nuestros programas son 100% diversión y 100% Inmersión!


La metodología de 123 Language!® maximiza la diversión en un ambiente de total inmersión. Es el método más efectivo para enseñar idiomas extranjeros a niños.

Nuestros dinámicos profesores hacen que los niños estén completamente inmersos en el idioma objetivo a través de una variedad de dinámicos juegos, proyectos, canciones y movimiento y otras actividades que están diseñadas para promover el juego y el aprendizaje. Los niños se involucran inmediatamente en varias actividades interactivas, basadas en el juego y apropiadas para su edad.

¿Por qué aprender un idioma a temprana edad? 

… "A la forma natural con la que los niños aprenden los ritmos e intensidades del habla, dicen sus primeras palabras y señalan personas y objetos, los lingüistas llaman inmersión y es posible gracias a una especial capacidad que tiene el ser humano para desarrollar una lengua, la cual disminuye notablemente conforme pasa el tiempo…”

Veronicka Vigil, Miembro del Equipo Docente de la Especialidad de Psicología de la PUCP.





Nuestros programas están diseñados para aprovechar la ventana de oportunidad que tienen los niños para aprender un nuevo idioma naturalmente, la cual se encuentra abierta desde el nacimiento hasta el inicio de la adolescencia. Aprender un segundo idioma a edad temprana es cognitivamente tan fácil como aprender el primero.
 
El cerebro de un niño procesa de manera paralela múltiples lenguajes; es por esto que puede acceder a aprender un segundo idioma separadamente, sin tener que traducir o usar su idioma materno como vía para entender el nuevo lenguaje. Los estudiantes jóvenes no requieren la traducción como modo de aprendizaje ni un entrenamiento en gramática. Estudios científicos han demostrado que el aprender un nuevo idioma a temprana edad trae muchos beneficios.

Los jóvenes estudiantes pueden reproducir detalles con facilidad. Sus músculos del habla están siendo flexibles y pueden reproducir los sonidos. No tendrán que pasar por la molestia de aprender reglas gramaticales, ya que adquirirán la estructura de su nuevo idioma de forma natural.

Los jóvenes desarrollan más las vías nerviosas en el cerebro, esto lleva a tener una mayor capacidad para resolver problemas. También existe una mejora en las habilidades de lectura y escritura  en la lengua materna.  A nivel académico, los niños que aprendieron un segundo idioma a temprana edad tendrán mejores resultados escolares y un mayor desarrollo de la creatividad.

Los niños tendrán una visión del mundo mucho más amplia con la facultad de apreciar otras culturas y sus diferencias.
Además, tendrán la capacidad de aprender otros idiomas fácilmente y esto representa una ventaja competitiva a nivel académico, universitario y en el mercado de trabajo a nivel mundial.

Banner
banner

Síguenos en Facebook